Parábola del Rico apulom Evangelio Domingo 26 de septiembre 2010 - Hagale Pues
Header Hágale Pues
Retroceder   Hagale Pues » Foros de conversación » Entretenimiento » Zona Escritos
Portal Foro Temas de Hoy Registrarse Buscar




Parábola del Rico apulom Evangelio Domingo 26 de septiembre 2010



Respuesta
Herramientas
Antiguo 27/09/10, 18:04:53   #1
Usuario Gomoso
 
Avatar de Piperro
 
Fecha de Ingreso: ene 2009
Ubicación: Cristo Rey
Mensajes: 3.908
Temas: 97
Has agradecido: 77
Has sido agradecido 93 veces en 72 mensajes
Poder de Credibilidad: 120
Piperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la famaPiperro tiene una reputación que sobrepasa la fama
Reputación: 4183
Enviar un mensaje por MSN a Piperro Enviar un mensaje por Skype™ a Piperro
Predeterminado Parábola del Rico apulom Evangelio Domingo 26 de septiembre 2010

El rico apulon es una parabola que cuenta Jesús y que nos la narra el evangelista Lucas (16, 19 - 31) este es el texto:
Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes.
A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro,
que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas.
El pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. El rico también murió y fue sepultado.
En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él.
Entonces exclamó: 'Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan'.
'Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento.
Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí'.
El rico contestó: 'Te ruego entonces, padre, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre,
porque tengo cinco hermanos: que él los prevenga, no sea que ellos también caigan en este lugar de tormento'.
Abraham respondió: 'Tienen a Moisés y a los Profetas; que los escuchen'.
'No, padre Abraham, insistió el rico. Pero si alguno de los muertos va a verlos, se arrepentirán'.
Pero Abraham respondió: 'Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán'".



Ahora una pequeña reflexión (homilia)

El hombre rico no fue condenado porque hizo algo indebido contra Lázaro. No lo explotó, como hoy hacen muchos al hermano caído. No le robó. Ni siquiera le habló. El hombre rico simplemente no vio a Lázaro, a quien hubiera podido hacer feliz con menos egoísmo y menos afán de cuidarse de lo suyo y de él mismo. El problema fue que el hombre rico no supo compartir. Aunque Lázaro se tendía a su puerta lleno de llagas, para el hombre rico era como si no existiera. Su pecado fue ser indiferente con este hombre tan necesitado. La indiferencia, ese es el pecado que Jesús condena en esta parábola. la indiferencia es un pecado que puede causar mucho dolor, hiere y ofende más que un insulto. Y a veces, cuando la indiferencia es grande, hace más daño que una bofetada. La indiferencia también tiene otros matices que merecen ser considerados, por ejemplo, en el matrimonio. En algunos matrimonios el amor se ha convertido en indiferencia. Cuando uno de los cónyuges se cierra en sí mismo, el otro también suele hacerlo. Así comienza la indiferencia que va creciendo y formando un bloque de hielo que acaba separando a la pareja hiriéndolos profundamente. La indiferencia puede hacer más daño que el odio. Al celebrar los quince años de nuestra parroquia María Madre de los Huérfanos, pidámosle a la Virgen que interceda por nosotros para que seamos menos indiferentes, más justos y solidarios con los más necesitados, confrontándonos frente a las siguientes preguntas:
1. ¿Eres compasivo con el hambriento, el enfermo, el deprimido, el anciano, en fin, con cualquier persona que tiene necesidad física o espiritual?
2. ¿Cuándo ha sido la última vez que ayudaste a una persona necesitada? ¿Con qué frecuencia lo haces? ¿Qué dice esto de ti?
3. ¿Eres consciente de la gravedad del pecado de omisión?
4. ¿Experimentas una lucha interior entre Dios y los bienes materiales o sabes tener el verdadero frente a este tema?
5. ¿Qué te dice la figura de Lázaro?
6. ¿Qué sentimientos experimentas con esta reflexión?
7. ¿Qué te ayudaría hacer esta semana? Piensa en algo muy concreto, práctico, verificable.






__________________
Piperro!!
Pin 230C7B4E
sígueme en twiter
seguí a @Piperro37



Piperro esta offline   Responder Con Cita
Respuesta

Etiquetas
2010, 26, apulom, de, del, domingo, evangelio, parábola, rico, septiembre


Usuarios activos actualmente viendo este tema: 1 (0 miembros y 1 visitantes)
 
Herramientas
Desplegado



El uso horario es GMT -5. La hora actual es: 12:06:33
Powered by vBulletin™ Version 3.8.6
Copyright © 2014 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
Traducción por vBHispano
vBulletin Skin by CompletevB
HagalePues.Net 2008 - 2014
SEO by vBSEO ©2011, Crawlability, Inc.