La eyaculación precoz, un problema con solución - Hagale Pues
Header Hágale Pues
Retroceder   Hagale Pues » Foros de conversación » Educativo » Sexualidad
Portal Foro Temas de Hoy Registrarse Buscar




La eyaculación precoz, un problema con solución



Respuesta
Herramientas
Antiguo 11/04/10, 20:53:30   #1
Usuario Master
 
Avatar de Kro Quinchia
 
Fecha de Ingreso: oct 2008
Ubicación: Medellin - guayabal
Edad: 24
Mensajes: 4.485
Temas: 446
Has agradecido: 82
Has sido agradecido 238 veces en 152 mensajes
Poder de Credibilidad: 263
Kro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la famaKro Quinchia tiene una reputación que sobrepasa la fama
Reputación: 11103
Enviar un mensaje por MSN a Kro Quinchia
Predeterminado La eyaculación precoz, un problema con solución

La eyaculación precoz, un problema con solución
La vergüenza o el miedo del hombre a "no dar la talla", a no ser considerado suficientemente viril por las mujeres y amigos, ha hecho que los llamados cruel y despectivamente "eyaculadores precoces" suelan estar poco dispuestos a hablar de lo que les ocurre, ni siquiera ante un clínico. Uno de cada tres hombres puede padecerla

Los tabúes sexuales en Occidente han mantenido en silencio durante bastante tiempo este problema, por el que con tanta frecuencia se acude al especialista o al psicólogo general. Otros, en cambio, no le dan la importancia que se merece.
El concepto

La eyaculación precoz es un concepto difícil de definir. Quizá por eso hay diferentes formas de referirse a ella, y dependen de la orientación del teórico, condicionada por su sexo y preferencias ideológicas y personales.

Una definición posible se refiere a la capacidad de control voluntario de la misma:

Sucede cuando la eyaculación se presenta antes de que el individuo lo desee debido a una ausencia recurrente y duradera en el tiempo de un control voluntario razonable de la eyaculación y el orgasmo durante el acto sexual.

El control "razonable" debe ser definido por el terapeuta, no por el paciente o su pareja sexual, y debe tener en cuenta factores como la duración de la fase de excitación, la edad, la novedad de la pareja sexual y la frecuencia y duración del coito.

Se suele considerar que existe eyaculación precoz cuando el sujeto eyacula momentos antes de la penetración, durante ésta o a los pocos segundos de ella.

Sin embargo, esta definición se torna más compleja cuando se inserta en el marco de la relación de pareja, que es donde se produce el fenómeno, teniendo que tomarse en consideración cuándo la mujer se siente satisfecha por la relación coital.

Los términos eyaculación precoz, prematura o rápida se utilizan indistintamente. Se presenta con mayor frecuencia en las primeras relaciones sexuales, al contrario que la impotencia, que es más habitual a edades avanzadas.

Distintas definiciones

Masters y Johnson consideran que existe eyaculación precoz cuando la mujer no alcanza el orgasmo en el 50% de los coitos, debido a la eyaculación prematura del marido. Pero a la luz de los nuevos conocimientos sobre el orgasmo femenino y su localización, esa cifra tan sólo tiene valor histórico, pero no de diagnóstico.

Kaplan (1974) no admite una definición cuantitativa del trastorno, centrándose sólo en definirla cuando existe una ausencia de control voluntario sobre el reflejo eyaculador, independientemente de que aparezca o no el orgasmo femenino.

Esta última definición parece menos agresiva con la autoestima masculina, pero desde el punto de vista de la reproducción poco importa el control voluntario si la eyaculación se ha producido dentro de la mujer y las células sexuales llegan a su destino con éxito.

En los grandes herbívoros salvajes, como el ciervo (Cervus elaphus), los eyaculadores más rápidos tendrían ventajas competitivas respecto de otros más lentos, que quedarían más expuestos a la acción de los depredadores. Los depredadores como el lobo (Canis lupus) se toman un tiempo mucho mayor, seguros como están de que no serán atacados por otras especies. En cambio en los primates como los chimpancés, el coito tiene un carácter más social que en los carnívoros.

Desde un punto de vista antropológico, no biologicista, la eyaculación precoz ha de valorarse sopesando el valor que tienen las relaciones sexuales en la interacción humana. Si un hombre es capaz de conservar a su pareja sexual y puede dejarla embarazada, manteniendo a la vez una relación afectiva generalmente satisfactoria, el problema se minimiza, hasta convertirse en no significativo.

La eyaculación precoz en nuestra sociedad

Este término tan estigmatizante para los varones esconde una vertiente de corte feminista o, al menos, de reivindicación de la sexualidad femenina.

La vergüenza o el miedo del hombre a "no dar la talla", a no ser considerado suficientemente viril por las mujeres y amigos, ha hecho que los llamados cruel y despectivamente "eyaculadores precoces" suelan estar poco dispuestos a hablar de lo que les ocurre, ni siquiera ante un clínico.

Se considera actualmente que más de uno de cada tres hombres se enfrenta a este problema. Los estudios realizados al respecto hablan de un 36-38 % de los varones. Este porcentaje se refiere a los que sufren el trastorno habitualmente o lo han padecido ocasionalmente.

¿Enfermedad o trastorno?

No se conoce exactamente por qué algunos hombres controlan fácilmente su eyaculación mientras otros no pueden hacerlo. Estudios recientes hacen pensar que los neurotransmisores cerebrales juegan un papel importante en la capacidad de retardar el momento eyaculatorio. El estrés y la ansiedad también aceleran la eyaculación pero no son los únicos responsables de este problema.

Aunque se ha barajado la posibilidad de que sea un trastorno hereditario, no existe ningún estudio que haya confirmado esta hipótesis.

Las causas

Las causas psicológicas son las más importantes, entre las cuales están las siguientes: Traumas psicosexuales.
Actividades masturbatorias con angustia y sentimiento de culpabilidad.
Ortodoxia religiosa, que puede provocar reparos ante el disfrute del sexo.
Deformación o carencia de información sexual.
Consejos inadecuados de otras personas.
Las causas físicas no son muy comunes, pero pueden aparecer como consecuencia de enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple o en problemas urológicos (infecciones de la próstata, uretra posterior, etc.).

Primeras terapias

Durante mucho tiempo se pensó que la circuncisión solucionaba este problema. Sin embargo, está demostrado que no es efectiva. La idea se basaba en la disminución de la sensibilidad del glande, que sometido al endurecimiento de la piel por el contacto con la ropa interior, debía disminuir la excesiva excitación. Sin embargo, hay tanta incidencia entre los hombres circuncidados como entre los que no lo están.

Pensar en otra cosa, masturbarse antes de la relación sexual, hacerlo dos veces seguidas, controlar la respiración... Todos estos trucos que se recomendaban pueden funcionar, pero no son definitivos. Pensar en otra cosa permite disminuir la excitación sexual y retardar la eyaculación. Pero sin excitación puede que no haya erección y que la relación sexual se vea interrumpida igualmente. Tener una relación sexual después de una primera eyaculación es una solución efectiva, siempre que se pueda conseguir una segunda erección, desde luego. No hay que olvidar que un hombre necesita un período de recuperación después del orgasmo, lo que puede convertir la relación sexual para algunos en algo parecido a una penitencia.

Tratamiento

Una parte fundamental del tratamiento es la información adecuada a la pareja, pues es bastante común que algunos problemas se originen por tener ideas equivocadas o distorsionadas acerca de la conducta sexual, tales como considerar que la consecución del orgasmo extracoital en la mujer no es una conducta normal o que la única relación perfecta es a través del orgasmo simultáneo. Las películas eróticas y pornográficas tienen mucho que ver en estos errores de concebir la sexualidad como un circo de prodigios, que hacen realidad las fantasías de los realizadores de cine.

Los objetivos del tratamiento son dos: Eliminar la ansiedad y realizar un aprendizaje nuevo (Otero, 1983).
Respecto a la ansiedad, la mejor forma de reducirla es la autoprohibición de la necesidad incesante de alcanzar el orgasmo, pues incrementa la ansiedad e impide la consecución de un clímax sexual adecuado que finalice en orgasmo. No pasa nada por no conseguirlo, lo mismo que no siempre se disfruta comiendo lo que a uno le gusta. Ya habrá ocasiones posteriores. Por todo ello se sugiere a la pareja que practique el contacto corporal placentero precoital hasta que se logre la necesaria confianza mutua y se sea capaz de pasar a estadios más avanzados, como la focalización sensorial o masturbación y finalmente el coito.

El método de la compresión

Un método específico para tratar la eyaculación precoz es el método de la compresión, ideado por Seamans (1956) y modificado posteriormente por Masters y Johnson, que cifran los fracasos en un 2% de los casos. La base de esta técnica es la inhibición de la eyaculación a través de una compresión especial del glande cada vez que el hombre sienta la proximidad del orgasmo, con lo cual, y pasando distintas etapas (que van desde la heteromasturbación al coito con el varón en posición superior), el hombre consigue controlar su eyaculación.

Los sexólogos y la televisión

La tendencia actual en la sexualidad de la calle es, desgraciadamente, inculpatoria del hombre. De aquellos tiempos recientes en los que la infertilidad era siempre culpa de la mujer y no tenía ningún derecho a gratificación sexual porque el sexo para disfrutar se consideraba sucio, hemos pasado a humillar la sexualidad masculina, equiparándola automáticamente en porcentajes de infertilidad e inflando la importancia de las disfunciones del varón. Los chistes sobre la sexualidad masculina tienen mucho éxito en el cine (golpes en los genitales, cremalleras que se cierran sobre el prepucio, amenazas de sodomización,...).

A todo esto no han sido ajenas las apariciones estelares en televisión de algunas sexólogas ocurrentes y maliciosas en sus comentarios, que tratan la sexualidad entre sonrisas de complicidad y provocación sexual, muy del gusto de los indicadores de audiencia, y que no han superado todavía la fase de aceptación de una nueva profesión como lo que es: una especialización en trastornos de la sexualidad de personas, que no tienen por qué compartir que los asuntos del sexo sean graciosos.

Si un especialista es incapaz de superar sus complejos y limitaciones, de mala manera va a poder orientar o aconsejar a sus pacientes, si no es con consignas cargadas de una ideología nacida al amparo de la biografía del terapeuta.

Las mujeres ante el problema

Si tenemos en cuenta el porcentaje de hombres que sufren de eyaculación precoz, obtenemos el número de mujeres que lo comparten. Muchas parejas aceptan vivir con ello. Existen muchas maneras de obtener placer al margen de la penetración. Además, ni hombres ni mujeres eligen a sus parejas exclusivamente por sus dotes sexuales, así que, lo mismo que en todo, podemos elegir un estilo de vida basado en la inculpación constante del otro, o por el contrario en la solidaridad, la empatía y la búsqueda de soluciones, ya sean de tipo profesional o de pareja.

Los que elijan vivir una sexualidad plena y deseen asesorarse, encontrarán en los profesionales de la salud, psicólogos y especialmente sexólogos, una ayuda que aliviará sus angustias e inseguridades.




__________________
♥K-ro Quinchia♥

Kro Quinchia esta offline   Responder Con Cita
Antiguo 12/04/10, 11:41:58   #2
Usuario Master
F.L.A!
 
Avatar de Mouska
 
Fecha de Ingreso: jun 2009
Ubicación: Eter House
Mensajes: 7.143
Temas: 369
Has agradecido: 237
Has sido agradecido 679 veces en 350 mensajes
Poder de Credibilidad: 595
Mouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la famaMouska tiene una reputación que sobrepasa la fama
Reputación: 27294
Predeterminado Respuesta: La eyaculación precoz, un problema con solución

emmm. yo pienso que todo eso va en la mente y en las ganas.....

y aunque las ganas sean muy intensas, la mente es la que ordena todo y de ahi depende la estabilidad sexual....

en fin...



__________________
" No Importa y si Importa Pues Tampoco Importa"



quizas no haya dinero, lujos y demàs
pero existe el moscatel


los viernes y el ska!



FIRMA ILEGAL♫♫


Usuario Gonorrrrea!
Mouska esta offline   Responder Con Cita
Respuesta

Etiquetas
con, eyaculación, la, precoz, problema, solucion


Usuarios activos actualmente viendo este tema: 1 (0 miembros y 1 visitantes)
 
Herramientas
Desplegado



El uso horario es GMT -5. La hora actual es: 06:52:01
Powered by vBulletin™ Version 3.8.6
Copyright © 2014 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
Traducción por vBHispano
vBulletin Skin by CompletevB
HagalePues.Net 2008 - 2014
SEO by vBSEO ©2011, Crawlability, Inc.