¿Me convertí* en una Putica Culiona? - Hagale Pues
Header Hágale Pues
Retroceder   Hagale Pues » Foros de conversación » Zona xXx » Relatos Eróticos
Portal Foro Temas de Hoy Registrarse Buscar




¿Me convertí* en una Putica Culiona?


­
Respuesta
Herramientas
Antiguo 10/02/11, 10:20:46   #1
Usuario Nuevo
 
Fecha de Ingreso: ene 2011
Ubicación: Medellin
Mensajes: 16
Temas: 7
Has agradecido: 0
Has sido agradecido 14 veces en 9 mensajes
Poder de Credibilidad: 0
Jdederle es un nombre conocido por todosJdederle es un nombre conocido por todosJdederle es un nombre conocido por todosJdederle es un nombre conocido por todosJdederle es un nombre conocido por todosJdederle es un nombre conocido por todos
Reputación: 600
Predeterminado ¿Me convertí* en una Putica Culiona?

¿Me convertí* en una Putica Culiona?

Arturo era un hombre serio, maduro, moreno, alto, con el que me llevaba siempre muy bien en los negocios y lo consideraba un excelente cliente de mi importadora.

Ya habí*a tenido sexo con el en 4 ocasiones de las cuales 3 le habí*a contado a Fernando mi esposo con el cual como les he contado en otros relatos no le pone traba a mis fantasí*as, pero me guarde una salida en secreto para alimentar mi morbo.

Con Arturo tuve varios encuentros de negocios en su oficina, la mí*a o simplemente en algún restaurante, por eso ese dí*a que me invito a tomar un café no pensé que se convertirí*a en tremenda historia para relatar.

Así* fue Arturo me llamo y me dijo que saliéramos a un café al siguiente dí*a para tratar algunos temas con un cliente nuevo, el cual también podrí*a estar interesado en mis productos y por eso querí*a que yo estuviera presente.

La cita era a las 5 de la tarde y me recogí*an al salir de mi oficina, pero ese dí*a habí*a tenido una jornada muy pesada y deseaba ir a mi casa y tomar un baño y cambiar mi ropa por algo mas informal así* que lo llame casi sobre la hora a comentarle, y me dijo bueno eso cambia un poco los planes pero no hay cuidado, así* que acordamos que me recogieran en casa sobre las 8 de la noche.

Arturo llego con el cliente nuevo Juan Carlos se llamaba, un hombre alto corpulento, agradable el cual fue muy galán conmigo y me dio gusto sentirme admirada. Arturo me dijo Natalia antes de ir algún lugar y como se nos hizo tarde debo recoger en el aeropuerto a un gran amigo que llega a la ciudad y estoy sobre el tiempo.

Al llegar al aeropuerto y sin encontrar lugar de parqueo me ofrecí* a ir a la llegada de los vuelos a recibir a su amigo, así* que hicimos un cartel con su nombre ¿Alberto? y me pare por donde llegaban los pasajeros, al llegar Alberto se me acerco rápidamente por que vio su nombre naturalmente, pero creo que lo atrajo también mis grandes senos que estaban a punto de salirse de mi blusa, y lo se por que desde que llego no dejaba de mirármelos.

Fuimos al hotel de Alberto en un lugar muy agradable donde son apartamentos de alquiler, Arturo propuso que nos reuniéramos los 4 a tomar algo en un bar del mismo edificio y así* fue. Con Juan Carlos hablamos un poco de negocios se mostró muy interesado y me pidió mi tarjeta la cual se la di, y de ahí* en adelante cambio totalmente el tono de la reunión, me convertí* en el centro de su atención y el motivo de sus elogios y fue el único tema, en toda la noche la única variación se presentaba en que cada momento se iban haciendo mas calientes sus palabras y la verdad me fui calentando mucho, sentí*a que con cada palabra ardiente pero elegante que me decí*an mi vagina se humedecí*a mas y mas.

Después de unos tragos ricos y tantas palabras excitantes Alberto propuso que compráramos una botella de escocés y la termináramos en su apartamento alquilado a ese punto fui la primera en decir si, sin mas reparos.

En el apartamento Juan Carlos decidió apagar las luces y que solo nos iluminará la luz del balcón, pusimos buena música y uno a uno me sacaban a bailar, donde los 3 aprovechaban para apretarme y decirme cosas calientes al oí*do y mas tarde sumaron a las palabras besos en mi boca los cuales respondí* muy ardientemente.

En ese momento supe que hoy vivirí*a una nueva y muy excitante experiencia, que me asustaba pero que sabí*a ya no tenia marcha atrás, solo esperaba que fueran muy buenos amantes y que me trataran con cuidado.

Así* pues me senté en el sofá principal de la sala donde tenia a un lado a Alberto y al otro a Juan Carlos y Arturo se hizo al frente a mirar con su cara de picardí*a y morbo como sus amigos me besaban y manoseaban por toda parte, la lujuria ante tal momento me invadió y muy rápido estaba totalmente desnuda y ellos parecí*an que querí*an comerse mis enormes senos, que no habí*an dejado de admirar toda la noche y como soy una mujer alta, caderona y de grandes piernas y buena cola decí*an ellos que alguien como yo debí*a ser disfrutada para satisfacerme entre varios y eso me enloqueció, entonces les pedí* que se pararan los 3 de frente mí*o y baje las braguetas de sus pantalones muy pronto ya tenia sus erectos miembros jugando en mi boca trataba de metérmelos los 3 al tiempo pero se tornaba algo difí*cil en especial por el de Juan Carlos el cual me habí*a sorprendido por su enorme tamaño, pero en fin les alterne una deliciosa mamada a los tres de uno en uno.

Ya después se quitaron sus ropas y me besaban los tres al tiempo recorriendo todo mi cuerpo, fue entonces cuando Alberto me dijo que me pusiera en cuatro en el sofá para penetrarme, mi cosita estaba muy mojada y me ardí*a de deseos por sentir una buena verga adentro, así* que me voltee inmediatamente para abrirle paso a su delicioso falo.

Mientras Alberto me penetraba sin piedad, Arturo y Juan Carlos me besaban mis pechos y metí*an sus vergas en mi boca. Y así* llego mi primer orgasmo de la noche , muy rápidamente y sin que me dejaran enfriar pero ahora con la cara hacia arriba Juan Carlos se monto sobre mi y sentí* su enorme y poderosa erección dentro de mi conchita húmeda sin que los otros dos me descuidaran en besos y caricias, muy pronto llego el segundo orgasmo , pero Juan Carlos no me soltó me pido que me acostara sobre el y lo cabalgara y muy obediente lo hice la sensación de tenerlos a los 3 me estaba llevando a niveles de excitación muy altos, me sentí*a toda una zorra y ellos con excitación me decí*an que era una Putica muy rica y muy culiona, palabras que no me ofendí*an, por el contrario en el momento y la forma de decirlo me alborotaban mas el deseo de seguir fornicando como loca.

Volviendo al momento que viví*a cabalgue tan rico a Juan Carlos que ahí* llego el tercer orgasmo para mi y ninguno para ellos, seguí*a montada en Juan Carlos pero ahora era el quien se moví*a, Arturo decidió intentar metérmelo por mi culito, ya lo habí*amos hecho antes en una salida a solas con el, entonces le dije tu sabes que soy novata en el sexo anal y sin un lubricante y una delicada estimulación no voy a poder, así* que muy recursivo el señor consiguió aceite para cocinar y decidió embadurnarme con eso en mis nalgas y mi culo penetrándolo con sus dedos en forma muy suave, mientras yo continuaba sobre Juan Carlos y con el pene de Alberto en mi boca, le dije a Arturo listo dale, pero solo tu, puesto que mi culito no es para todo el mundo el contesto no hay problema solo seré yo.

Y ahí* inicio una nueva faena que nunca habí*a vivido antes y que me convertí*a en una verdadera Putica culiona como ellos con cariño me lo decí*an, estaba teniendo una doble penetración y deleitándome de una rica verga en mi boca. Los orgasmos no se hicieron esperar fueron 2 mas casi seguidos los que tuve. Pero mi cuerpo estaba exhausto entonces les pedí* que paráramos un rato y nos tomaros un trago.

Compartimos un rato de risas y algunos tragos y no dejaban de decirme que era una mujer maravillosa que realmente era una mujer muy ardiente, yo habí*a olvidado por completo a mi esposo el cual solo sabia que iba a tomar un café con un cliente y que seguramente no me demoraba en regresar, pero no estaba segura si llamarle o no, cuando estaba decidida a llamar, Alberto me tomo de la mano y dijo vamos todos a la habitación y pues muy contenta deje el teléfono a un lado y me fui con los tres a la cama.

Ya allá me acostaron y sin prender ninguna luz, en medio de la oscuridad total sentí*a como besaban mi boca y mis pechos y uno de ellos lamí*a mi rajita que nuevamente se estaba mojando mucho y luego uno a uno fueron cambiando de posiciones hasta que llego otro orgasmo delicioso que se lo regale en su boca a Alberto.

Arturo decidió esta vez penetrar mi vagina y nos entregamos a un momento de mucha pasión los dos, que nos fue envolviendo sorbidamente, fue entonces cuando ambos estábamos a punto de llegar al orgasmo que el decidió parar abruptamente por que aun no querí*a venirse y me dejo con un nudo en el cuerpo pero que rápidamente Alberto soluciono al tomar la posición que tenia Arturo yo por mi parte mientras era penetrada, con mi mano masturbaba el fuerte pene de Juana Carlos y no volví* a sentir en la habitación a Arturo ahí* llego mi otro orgasmo.

Sin perder el tiempo Juan Carlos se acostó y me volvió a ponerlo a cabalgarlo así* que salte sobre el como queriendo desbaratar esa cama, allí* apareció nuevamente Arturo y se hizo detrás mí*o y penetro mi vagina ya ocupada por el superpene de Juan Carlos la excitación era muy fuerte para mi, estaba sintiendo dos penes en mi conchita al tiempo, me vine rápidamente de una manera loca y Arturo lo saco pero yo no querí*a que lo hiciera querí*a seguir sintiéndolo doble, lo que no sabia es que me volví*a a embadurnar mi trasero de aceite de cocina y así* lo hizo y me penetro nuevamente el culito, fue delicioso estaba tan excitada que me sentí* como si estuviese drogada por la lujuria y un nuevo orgasmo que no se hizo esperar.

Sentí*a algo de sed por eso me estire a tomar el trago que tenia en la mesa auxiliar estaba puro y lleno totalmente, pero me lo tome sin parar de un solo sorbo, en ese momento sentí* que por culpa de mi movimiento se habí*a salido Arturo de mi culo, entonces volví*a recostarme sobre Juan Carlos que me tenia totalmente penetrada y excitada , para dejar mi culo al descubierto y Arturo pudiese volver a entrar en el y así* fue como sentí* que me penetraba deliciosamente, estaba yo allá doblemente penetrada y sintiendo que mi cuerpo estallarí*a de lujuria, mis niveles seguí*an subiendo y fue cuando sentí* un pene en mi boca que entraba profundamente y el cual querí*a yo succionar sin respeto alguno, pero cual seria mi sorpresa al darme cuenta que ese pene era el de Arturo y entonces mi culito era ahora de Alberto que aun que yo no querí*a que nadie mas lo penetrara distinto a Arturo, ya era tarde ya lo tenia muy adentro y la verdad no querí*a que saliera de ahí*.

Solo pensaba en cuando Juana Carlos quisiera también estar en mi culito, claro que yo lo querí*a pero no dejaba de darme susto con esa verga tan grande dentro de mi y pues no tuve que pensar por mucho tiempo al par de minutos ya estábamos cambiando de pose para que Juan Carlos tomara posesión de mi retaguardia excitada que a ese punto ya estaba muy dilatada, y la sensación fue enorme primero sentí* que una barra incandescente me quemaba, con todo y la dilatación que tenia , me dolió yo ya lo presentí*a, puesto que su equipo era muy grande y sobre todo grueso, siendo el de los otros grandes este los sobrepasaba en todo fácilmente, realmente era una doña verga que se apodero de mi pero después de unos instantes el dolor se volvió gusto mucho gusto y lo disfrute como nunca antes.

A estas alturas de la noche perdí* la cuenta del sin numero de orgasmos que habí*a sentido solo estaba dedicada a sentir y disfrutar de sus sasiantes vergas, después de mucho sexo en todas las formas, poses y por todo lado era hora de premiarlos así* que les pedí* que eyacularan como quisieran ya no era dueña de mi solo de la pasión y ellos muy atentos decidieron simultáneamente descargar toda su leche atorada por horas en mi voluptuosidad.

Arturo se vino en mi boca inundándola y embadurnando mi cara, Alberto en mis grandes pechos quedando cremosos y brillantes al esparcir todo su semen con mis manos, y Juan Carlos en mis nalgas que no puedo negar estaban deseosas de que fueran bañadas con el néctar de su virilidad.

Cansados los 4 decidimos volver a la sala y tomarnos otro trago, allá en medio de una charla de satisfacción por lo vivido le pidieron a Arturo permiso para apuntar mi teléfono privado y poder tenerme ellos también en sus contactos e invitarme por su cuenta a salir, el muy orgullosos por todo y todo se los dio sin consultarme, pero si delante mí*o, igual yo no se los iba a negar, ni el teléfono ni alguna invitación que cualquiera de ellos me hiciese.

Creo que de ahí* en adelante muchas cosas cambiaron en mi vida y de verdad me volví* una Putica Culiona, Arturo me pido que fuera su socia en algunos negocios y claro esta compartiéramos de veladas como esta con los futuros clientes a lo cual con gusto accedí*. Alberto cuando viene a la ciudad no deja de llamarme e invitarme salir me volví* en su dama de compañí*a cada vez que viaja.

Juan Carlos es ahora un muy buen cliente de mí* empresa, también salimos y pasamos ratos de mucha pasión, y me ha invitado en varias ocasiones a departir momentos como el de aquella noche, con sus amigos o clientes de su compañí*a.

Los tres siempre dicen conocemos a la mejor, ella es, inteligente, culta, buena, linda, disponible y una verdadera ¿Putica Culiona?.

A mi marido finalmente le conté todo y sabe lo que hago, en ocasiones también me pide que lo acompañe con algunas personas a compartir de momentos similares, el dice que a diferencia de ellos no solo conoce a la mejor si no que es su dueño, y yo le digo que si. Me gusta ser la ¿Putica Culiona? le cuento a mi marido casi todo, aunque en ocasiones me guardo algunas aventuras en secreto para alimentar mi morbo.

Y de pronto por que no querido lector, algún dí*a visites mi ciudad en plan de negocios y debas entenderte conmigo?.

http://www.guiacereza.com/relatos/-M...a-_id1084.html




Jdederle esta offline   Responder Con Cita
Los siguientes 3 usuarios agradecen a Jdederle por este mensaje:
saito23 (11/09/12), shadow6220 (05/04/13), zuluaga1990 (19/06/11)
marca Hoy   #1.5
Torinbo
Usuario Activo

avatar
 
Fecha Ingreso: Jul 2008
Ubicación: En el 2 post
Edad: 18
Mensajes: 1569
Poder de Credibilidad: 550
skypemsn
Respuesta Re: ¿Me convertí* en una Putica Culiona?

 
__________________


conectado
Antiguo 24/09/12, 00:19:41   #2
Usuario Novato
 
Fecha de Ingreso: sep 2012
Ubicación: Paraguay
Edad: 22
Mensajes: 77
Has agradecido: 0
Has sido agradecido 8 veces en 6 mensajes
Poder de Credibilidad: 18
jose49200 es realmente agradablejose49200 es realmente agradablejose49200 es realmente agradablejose49200 es realmente agradablejose49200 es realmente agradable
Reputación: 416
Predeterminado Re: ¿Me convertí* en una Putica Culiona?

muy rica.... me gustaria entenderme contigo



jose49200 esta offline   Responder Con Cita
Respuesta

Etiquetas
convertí, convertir en putica culiona, culiona, en, putica, putica culiona, una, una putica culiona, ¿me


Usuarios activos actualmente viendo este tema: 1 (0 miembros y 1 visitantes)
 
Herramientas
Desplegado



El uso horario es GMT -5. La hora actual es: 21:23:35
Powered by vBulletin™ Version 3.8.6
Copyright © 2014 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
Traducción por vBHispano
vBulletin Skin by CompletevB
HagalePues.Net 2008 - 2014
SEO by vBSEO ©2011, Crawlability, Inc.


BidVertiser